Ayuntamiento de El Robledo
 

Historia

Desde tiempos prehistóricos la cuenca del Bullaque registró actividad humana, tal y como lo demuestra los yacimientos encontrados del Paleolítico Inferior y Medio, entre Las Tiñosillas y Las Casas del Río. De la Edad de Bronce aparece el yacimiento de Navalrincón, en la Plaza de los Moros.

Durante el período romano también exitió población, como lo demuestran los vestigios encontrados en el paraje de Las Islas, pero éste debió ser un asentamiento de entidad menor.

No existe, por ahora, restos ni documentos que caractericen su trayectoria durante las posteriores invasiones visigoda y musulmana, aunque no hay duda de que los pobladores de tales épocas aprovecharon las ventajas del río que cruza El Robledo.

El primer testimonio escrito sobre este municipio que se conserrva data de la Edad Media, cuando la fontera entre musulmanes y cristianos ya se había establecido al sur de la región. El rey Enrique I lo cita en el privilegio de términos del castillo del Milagro como "Robredum de Miguel Díaz", con fecha de 6 de noviembre del año 1214.

Posteriormente, vuelve a ser citado en el año 1329 en una sentencia de Alfonso XI contra el Concejo de Villa Real (Ciudad Real) como "El Robledo de Bullaque". Mediante esta sentencia, el Concejo tuvo que devolver los términos de El Robledo y Porzuna a la demarcación de Malagón, de la que habían sido arrebatados cinco años antes.

En la misma época sus términos eran conocidos por su caza, como lo demuestra la mención que se hace a ellos en el Libro de la Montería de Alfonso XI, cuyo capítulo XVI se dedica a "El Robledo del Bullaque".

Estos antecedentes denotan que, al menos desde la Reconquista, la localidad de El Robledo estuvo habitada, pero además, su temprana repoblación en esa época podría demostrar la existencia, en el mismo lugar, de un núcleo más antiguo. Sin embargo, es probable que durante los siglos posteriores no estuviera habitado de forma permanente ya que no se vuelve a mencionar en ningún documento posterior.

Desde el sigo XIII, el término siguió las vicisitudes de su cabecera, Malagón, que pasó a la Orden de Calatrava. A mediados del siglo XVI fue vendido al Señor Ares de Pardo de Saavedra y, ya en el sigo XVIII, se integró en Porzuna cuando ésta consiguió convertirse en villa independiente.

A parte de las meciones históricas comentadas, el origen de El Robledo como núcleo de población lo tendremos que ubicar en las dos o tres últimas décadas del siglo XIX.

El establecimiento de estas gentes en la zona fue a consecuencia de roturación de las tierras de cultivo. La llegada fue escalonada y con diversas procedencias, desde localidades cercanas, a zonas más lejanas.

En el siglo XX se produce uno de los hechos más importantes para El Robledo, su independencia de Porzuna. Tras diversos intentos y con el respaldo mayoritario de todos los vecinos, El Robledo empezó a ser un pueblo independiente el 3 de septiembre de 1985.